Presupuesto Personal: Que es, como crearlo y como controlarlo

Como herramienta personal de planificación financiera, un presupuesto mensual escrito le permite planificar cómo gastará o ahorrará su dinero cada mes y también realizar un seguimiento de sus patrones de gasto. Aunque hacer un presupuesto puede no parecer la actividad más emocionante (y para algunos, es realmente aterrador), es vital mantener su casa financiera en orden ya que los presupuestos dependen del equilibrio. Si gasta menos en un área, puede gastar más en otra u optar por ahorrar ese dinero para una compra futura más grande, construir un fondo para “días lluviosos” o incluso para la jubilación.

Antes de comenzar a hacer su presupuesto, es importante darse cuenta de que para tener éxito debe proporcionar la mayor cantidad de información detallada y precisa posible. En última instancia, el resultado final de su nuevo presupuesto le mostrará de dónde proviene su dinero, cuánto hay allí y a dónde va todo cada mes.

Un presupuesto personal o familiar es un resumen detallado de los ingresos y gastos esperados durante un período de tiempo definido, generalmente un mes. Si bien la palabra presupuesto a menudo se asocia con gastos restringidos, un presupuesto realmente debería significar un gasto más eficiente.

Un presupuesto le mostrará cuánto dinero espera aportar con todos sus gastos de los gastos requeridos, como los pagos de la casa y el alquiler, a gastos discrecionales como el entretenimiento. En lugar de ver un presupuesto como negativo, puede verlo como una herramienta para lograr sus objetivos financieros.

Como crear un presupuesto personal

El presupuesto en sí empieza con la reunión de información sobre los ingresos recibidos y los gastos realizados en los seis o en los 12 meses anteriores. Esa información puede ser escrita en una planilla contable o simplemente en un cuaderno de notas.

Para hacer las cosas de otro modo, se puede comprar en cualquier librería una guía de presupuesto hogareño llamada Household Budget Book, que ya trae preimpresas diversas categorías de gasto familiar y puede ayudar a poner en claro las distintas entradas y salidas.

Consumer Action propone un camino simple para llegar al resultado final:

  • Empiece escribiendo de memoria cuánto gasta en categorías fijas.
  • Reúna la información incluida en los resúmenes de tarjetas de crédito, recibos de pago de servicios y chequeras.
  • Revise primero las anotaciones del mes o los dos meses anteriores para establecer un total de gastos básicos para las categorías más amplias. Luego, trate de reconstruir cómo fue el gasto mensual de los últimos 12 meses.
  • En la medida en que se vaya habituando, establezca sus propias categorías para personalizar su presupuesto.
  • El presupuesto debe tomar en cuenta el gasto mensual del último año en las categorías existentes, así como lo que planea gastar este año y nuevas categorías generadas por sus metas.

Determine todos sus ingresos y gastos

controlando-el-presupuesto-03La información inicial, que será la base del presupuesto, debe ser agrupada en dos grandes categorías, ingresos y gastos.

En ingresos hay que anotar todos los ingresos: salarios fijos, trabajos por cuenta propia, subsidios por desempleo o discapacidad, intereses y dividendos, cuotas de alimentos, asignaciones por hijos, ingresos provenientes de trusts y anualidades. La visión sobre los recursos disponibles puede ser aún más realista si calcula sólo lo que queda después de pagar impuestos.

Los gastos pueden ser agrupados en dos clases: los gastos fijos y los flexibles. Los fijos son los que no varían o varían muy poco de un mes a otro, como el alquiler, las cuotas de créditos y seguros. Los gastos flexibles o variables cambian mes a mes, e incluyen alimentos, facturas de teléfono, entretenimiento, etcétera.

Según los expertos de Consumer Action, lo más conveniente es crear las categorías que resulten más útiles para el seguimiento de los gastos. Un sistema simple incluiría vivienda, alimento, pago de deudas, indumentaria, funcionamiento de la vivienda, transporte, gastos médicos, entretenimientos y misceláneas. El ahorro es una categoría de primera importancia en ese sistema.

En la siguiente tabla podrás ilustramos de manera enunciativa, no limitativa, los principales conceptos de gastos e ingresos personales.

Conceptos de Gasto Personal

  • Gasto Familiar
    • Aportación para gasto
    • Renta / Hipoteca
    • Electricidad
    • Teléfono
    • Gas
  • Tarjetas de Crédito
    • Bancos
    • Casas Comerciales
    • Préstamos
  • Otros
    • Colegiatura(s)
    • Gasto automóvil (Gasolina, verificación, reparaciones, tenencia, etc.)
    • Seguros (Gastos Médicos, de Vida, automóvil, etc.)
    • Reserva para vacaciones
    • Impuestos

Ingresos

  • Fijos
    • Nómina
    • Rentas/ otros
  • Variables
    • Intereses
    • Ganancias de capital
  • Comisiones
  • Premios
  • Bonos de productividad
    • Prima vacaciones
    • Aguinaldo
    • Caja de Ahorro

Hay expertos que recomiendan ahorrar también en los gastos fijos como una forma de desarrollar los hábitos de ahorro

Analice los detalles del presupueto

Los pasos de este proceso son fáciles de seguir, al menos según Consumer Action:

  1. Proyecte los gastos mensuales para cada categoría, tomando como base los gastos del año anterior.
  2. Haga una lista por anticipado con los ingresos que prevé recibir cada mes.
  3. Integre sus metas. Si conoce lo que quiere, eso será una ayuda para alcanzar sus objetivos. Empiece por definir sus metas financieras y no financieras. Tenga en cuenta que tener más dinero no es una meta, sino sólo un medio para alcanzar las metas.
  4. Ponga su foco en los ahorros. Un plan de ahorros es otra forma de cambiar sus hábitos en relación con el dinero. Planee ahorrar cada mes aunque fuesen sólo $5. Al final del año eso sumará $60. Después de tres años serán $180, más los intereses. Especifique en qué categorías va a hacer los recortes de gasto para poder ahorrar. Por ejemplo, puede ahorrar $25 por mes recortando los gastos en entretenimiento y en indumentaria.
  5. Empiece a reducir su deuda. Puede ahorrar mucho dinero si anticipa la cancelación de planes de repago de deudas, por ejemplo con las tarjetas de crédito. Recorte los gastos en las tarjetas pero también haga cada mes un pago equivalente a los recortes. Las tarjetas de crédito pueden ser caras, sobre todo por las tasas de interés, que llegan a ser de hasta el 20% anual. Eso significa que se podría ahorrar $100 sobre un saldo de $500. Pague primero las deudas que cargan la mayor tasa de interés.
  6. Ahorre para emergencias. Pérdidas de trabajo, pérdidas temporarias de beneficios o una emergencia médica pueden destruir su tranquilidad si lo sorprenden sin reservas.

El presupuesto requiere una participación activa y un grado de atención que puede variar en la medida en que cada uno se familiarice con sus rutinas.

Controlando el presupuesto

Una buena forma de controlar los gastos personales, igual que se controlan los de una empresa, es a través de un Presupuesto de Gastos y de Ingresos.

El equilibrio entre los flujos financieros, ingresos y egresos, permiten no solo una salud económica en las finanzas personales sino también gozar de cierta tranquilidad, que nunca está por demás.

controlando-el-presupuesto-02El tener una idea clara de los gastos regulares y extraordinarios que se realizan en el seno de la familia, así como el volumen de recursos que se disponen para hacerles frente, permite identificar aquellos rubros susceptibles de ajuste.

Por su puesto que ante los desequilibrios en el presupuesto familiar lo ideal sería incrementar los ingresos, pero a falta de esa mágica solución, o mientras ello ocurre, habrá que ajustar a la baja los gastos ¿le resulta familiar este doloroso pero necesario proceso de administración del presupuesto familiar?.

Cuando se tienen identificados los gastos menos necesarios, el proceso de equilibrar las finanzas personales suele ser menos traumático. Algunas sugerencias en ese sentido son las siguientes.

Si ya se excedió en sus gastos, haga una relación de sus compromisos de pago, y atienda aquellos que financiera y legalmente le pueden dar dolores de cabeza sino son atendidos con prontitud. En caso de que los recursos no alcancen, se recomienda realizar pagos parciales para que el retraso no aumente y se vea afectado el historial crediticio.

El control del presupuesto familiar no es en si mismo la solución, pero es una herramienta para una mejor administración de su salud financiera y personal. El hábito de registrar los diferentes del ingreso y de los gastos, permite identificar con facilidad los riesgos de desequilibrios futuros, y las conceptos de consumo de los que se puede prescindir o disminuir el gasto.

Si eres de las personas que no saben exactamente a cuánto ascienden tus ingresos mensuales, ni cuanto gastas cada mes, te sugerimos un ejercicio que puedes empezar desde hoy, y que te servirá para tener un control de tu presupuesto personal.

Lo primero que debes hacer es elaborar una lista de los conceptos de ingresos esperados durante el mes (sueldos, honorarios, intereses, cobro de préstamos, obtención de prestamos etc), la cual debes complementar con una relación detallada de los gastos familiares y personales que tengas planeado realizar, por cada una de las semanas del mes (mercado, renta, hipoteca, supermercado, auto, mantenimiento, escuela, alimentos fuera de casa, seguros, tarjetas de crédito, intereses por préstamos, abonos, esparcimiento, etc.). Esto Constituye tu Presupuesto de Gasto Familiar.

controlando-el-presupuesto-03Posteriormente, lo que debes hacer es ir registrando tus gastos realmente realizados en cada uno de los conceptos que tenías previsto, o en otros que se te escaparon, y comparar contra lo presupuestado.

Si fuera el caso de que en la primera semana transcurrida, tu gasto real excede al presupuestado es señal de que en las siguientes semanas deberás ajustas el gasto para salir el mes de acuerdo con lo planeado.

Por el contrario, si vas gastando realmente menos de lo que tenias previsto en tu presupuesto, significa que has generado un cierto ahorro que al final del mes, si continuas manteniendo el equilibrio presupuestal durante las semanas subsecuentes, se traducirá en un aumento de tu cuenta bancaria, lo cual ¡es maravillosos! ¡no crees?.

Una última advertencia es que el presupuesto no debe ser un motivo de sufrimiento. La gimnasia del presupuesto es algo que se puede disfrutar. Es difícil que un presupuesto pueda tener éxito si resulta tan estricto que no se puede cumplir.

Los buenos hábitos que te ayudaran a controlar el presupuesto

controlando-el-presupuesto-02Pero llevar las cuentas en orden está lejos de ser un proceso demasiado complicado. Uno de los hábitos del presupuesto es el de registrar todo el dinero que se ingresa y todo lo que se gasta. Otro es el de revisar el presupuesto regularmente para comparar los planes con la realidad y hacer los ajustes necesarios.

Consumer Action agrega a esos hábitos otros que son clave para mantener una buena salud financiera y aumentar el patrimonio:

  • Invierta todo el dinero extra que cobre y también lo que reciba por algún golpe de suerte.
  • Dificulte las compras impulsivas dejando en su casa su chequera y sus tarjetas de crédito.
  • Pague las facturas a tiempo para evitar los recargos por morosidad y otros cargos financieros.
  • Para comprometerse a ahorrar, convierta el ahorro en un gasto fijo, o sea, en una categoría que le obligue a apartar todos los meses una suma determinada.

Evitar el gasto impulsivo

El gasto impulsivo, esas compras a ultimo momento sin mucha planificaciones pero con muchas emociones, es uno de los enemigos mas peligrosos de nuestras finanzas  y de nuestro futuro financiero.

Para saber cuan suceptible eres a los gastos impulsivos y comprar artículos que realmente no necesitas, responde estas preguntas sinceramente:

  1. ¿Su cónyuge o pareja se queja de que gasta demasiado dinero?
  2. ¿Se sorprende cada mes cuando llega la factura de su tarjeta de crédito a cuánto más cobró de lo que pensaba que tenía?
  3. ¿Tiene más zapatos y ropa en su armario de los que podría usar?
  4. ¿Es dueño de cada nuevo dispositivo antes de que tenga tiempo de acumular polvo en el estante de un minorista?
  5. ¿Compras cosas que no sabías que querías hasta que las viste en una tienda?

Si respondiste “SI” a cualquiera de dos de las preguntas anteriores, usted gasta basado en impulsos y con mucha probabilidad el ir de compras es para usted una terapia. Esto no es bueno, ya que te impedirá ahorrar para cosas importantes como una casa, un auto nuevo, unas vacaciones o una jubilación. Debes establecer algunos objetivos financieros y resistirse a gastar dinero en artículos que realmente no importan a largo plazo.

El gasto impulsivo no solo ejercerá presión sobre tus finanzas sino también sobre tus relaciones. Para superar el problema, lo primero que debes hacer es aprender a separar sus necesidades de tus deseos. Los anunciantes nos bombardean vendiéndonos sus productos 24/7. El truco es darse un período de enfriamiento antes de comprar cualquier cosa que no haya planeado.

Cuando vayas de compras, crea una lista y toma solo el efectivo suficiente para pagar lo que planeas comprar. Deja tus tarjetas de crédito en casa. Si ves algo que cree que realmente necesitas, tómese dos semanas para decidir si realmente es algo que necesitas o es algo de lo que puede prescindir fácilmente. Al seguir esta solución simple, repararás sus vallas financieras y tus relaciones.

Reembolsos de Compras: ¿recompensa o estafa?

Los reembolsos se han vuelto cada vez más populares en los últimos años en muchos artículos y ciertamente en artículos electrónicos y computadoras.  Incluso he visto artículos anunciados como “gratis después del reembolso“. ¿Estas rebajas vienen bajo el título de “demasiado bueno para ser verdad“? Algunos de ellos lo hacen y hay puntos negativos a tener en cuenta, pero si tiene cuidado, los reembolsos pueden ayudarlo a obtener algunas ofertas realmente buenas.

La forma en que funciona un reembolso es que usted paga el precio indicado por un artículo, luego envía un formulario y el código de barras al fabricante y le envían un reembolso, lo que reduce el precio de lo que pagó por el artículo, excepto con un retraso de tiempo de varias semanas.

Aqui le presentamos ciertas reglas que podran ayudarlos al momento de evaluar la compra de un articulo que tiene un reembolso:

  • Los reembolsos de empresas de renombre generalmente están bien. – Puede estar bastante seguro de que obtendrá el reembolso prometido de Best Buy, Amazon o Dell, pero probablemente no debería contar con obtener uno de una compañía de la que nunca haya oído hablar. Si realmente desea el producto y está de acuerdo con pagar el precio indicado, cómprelo pero no cuente con obtener el reembolso.
  • Verifique las fechas de vencimiento del reembolso. – Muchas veces los productos permanecerán en el estante de un minorista después de que la fecha de envío de la oferta de reembolso haya expirado, así que verifique esa fecha cuidadosamente.
  • Asegúrese de tener todos los formularios necesarios para solicitar el reembolso antes de salir de la tienda. – Los reembolsos casi siempre requerirán que se complete un formulario, un recibo por la compra y un código de barras.
  • Haga una copia de seguridad de su reclamo de reembolso. – Haga copias de todo lo que envíe para obtener su reembolso, incluido el código de barras. Todo el tiempo se pierde en el correo y si el reembolso es de $ 50, vale la pena respaldar su reclamo.