Formas de Ahorrar Dinero en Alimentos

Ahorrar dinero en alimentos  no es tarea fácil. Los gastos en alimentos representan una parte sustancial de los presupuestos personales y del hogar y por eso es sumamente importante prestarle mucha atención. Por eso el Servicio de Consejería de Crédito al Consumidor (Consumer Credit Counseling Service, CCCS) sugiere que las familias destinen mayor tiempo a crear listas de productos a consumir y asi tener listas de compras mas completas para ayudar a ahorar dinero en alimentos.

Para ahorrar dinero en comestibles, los compradores inteligentes tienden a  modificar sus estrategias de compra, rutinas de preparación de comidas y recetas favoritas. Hacer listas, comprar con el estómago lleno, aprovechar las ventas y comparar los costos unitarios puede ayudar a los compradores inteligentes a ahorrar dinero en alimentos y comestibles. Siga leyendo para conocer las estrategias clave para ahorrar dinero en alimentos al comprar en el supermercado.

Comer en casa es más barato

Comer en la casa, siempre que sea resulte posible, es una primera medida radical dentro de esas nuevas rutinas.

“Es fácil evitar que el gasto en alimentos se vaya por las nubes, pero los consumidores tienen que ser creativos y actuar como compradores pensantes, en especial cuando tienen una familia,” dice Suzanne Boas, presidente del CCCS en Atlanta. “Cambios menores en los patrones de gasto pueden representar sumas significativas con el tiempo.”

20 Recomendaciones para Ahorrar Dinero en Compra de Alimentos

El CCCS de Atlanta, una de muchas otras sedes en Estados Unidos, ofrece una amplia lista de recomendaciones sobre cómo manejar el dinero con mayor efectividad al momento de comprar alimentos.

En el caso puntual del gasto en alimentos, las que siguen son las sugerencias del CCCS, que integra la Fundación Nacional para el Crédito al Consumidor (National Foundation for Consumer Credit).

Hemos realizado un compendio de las 20 mejores recomendaciones que podra seguir para ahorrar dinero al momento de ir de compras por alimentos.

  1. Compre sus alimentos para dos semanas. Dentro de lo posible, cada vez que compre alimentos hágalo para que le duren por lo menos dos semanas, un hábito que realmente ayuda a disminuir la compulsión de comprar y el no tener que volver al supermercado nuevamente.
  2. Planifique sus menos antes de salir a comprar sus alimentos. Antes de salir hacia el supermercado conviene sentarse y planificar los menús para sus comidas que piensa cocinar surante las proximas dos semanas y así llevar una lista de compras precisa y exacta.
  3. Compre leche que no requiera refrigeracion. Para la segunda semana compre leche que no necesite ser refrigerada. Aun si este tipo de leche fuese más cara, ahorrará dinero con el simple hecho de no tener que ir al supermercado nuevamente en la segunda semana.
  4. Compre carne en pedazos grandes o sin picar. El comprar un pedazo de carne grande siempre es mas efectivo economicamente que comprar en pequeñas porciones. Recuerda que para empaquetar la carne en paquetes pequeños, un carnicero tuvo que hacer los costes y el proceso de empace y ese esfuerzo aumentara el costo de la carle. Lo mismo pasa con la carne de aves, si puedes comprar un pollo entero y picarlo y deshuesarlo en tu casa, estaras ahorrando bastante dinero en la compra de tus carnos.
  5. Siempre use una lista de compras. Lleve siempre a mano la lista de cosas necesarias, y limitese a comprar solo lo que esta en la lista.
  6. Nunca vaya a comprar alimentos cuando sienta hambre. El comerse un bocadillo antes de ir al supermercado ayudara a que no compre basandose en el hambre y necesidad que siente en este comento que tiene hambre.
  7. Manténgase lejos de las comidas preparadas. En las secciones de Deli y Panaderia siempre podra encontras comidas preparadas y la tentacion de comprar alimentos ya preparados sera gigantesca.
  8. Guarde los cupones de descuentos y úselos cada vez que pueda. Compre un diario del domingo, que normalmente esta lleno de cupones de descuentos, y corte los que les puedan brindar ahorros en su compra de alimentos que regularmente realiza. Todo lo que se ahorra por esta vía suma, especialmente si compra en los negocios que aceptan dobles cupones.
  9. Compre las marcas propias del negocio. Las marcas propias del negocio o del supermercado son mucho mas economicas que las marcas comerciales, ya que no tienen que gastar en promociones y mercadeo. Lo curioso es que estos productos de marca de supermercado, son hechos por las mismas compañias que tienen productos de marca!
  10. Analice varios productos en en estante y mire otras localidades. Los productos más caros están normalmente a la altura de la vista. Las mejores gangas están cerca del suelo. El espacio que esta a la vista del consumidor, tiene un “costo” mas alto para los distribuidores de alimentos, por lo cual sus productos seran mas costosos que los que estan en la parte baja del estante o gondola.
  11. Compre en horarios en que los comercios están tranquilos, así puede estar con calma haciendo su compra de alimentos, escoger los mejores productos comparando calidad y precios. Algunas tiendas de alimentos exponen las mercaderías que tienen en oferta por la mañana temprano para asi salir de ese inventario y reusar el espacio en sus estantes. Otras hacen eso mismo al final de la tarde para acabar el inventario y reestablecerse por la mañana.
  12. Compre solo alimentos que esten en oferta. Es costumbre de los supermercados el ofrecer al menos un producto en oderta, con grandes descuentos, en cada categoria de alimentos. Quizas la marca se esa salsa de tomate que tanto le gusta no esta en oferta, pero quizas hay otra con un buen descuento y puede aprovechar y comprarla.
  13. Observe los patrones de venta. Algunas veces encontrará carne empacada el día anterior con rebajas que van desde 50 centavos a unos pocos dólares.
  14. Tenga cuidado con los productos en exhibición. Siempre revise los pasillos donde normalmente se almacenan esos productos. Con frecuencia podrá encontrar otras marcas más economicas.
  15. Compre productos en envases grandes. Compare los precios por onza que normalmente aparecen en las etiquetas de los estantes donde se expone la mercadería. Los tamaños económicos no siempre son la mejor compra. Normalmente los productos que estan empacados en grandes cantidades, ofreceran una costo mas efectivo. Por ejemplo un envase de 64 onzas de salsa de tomate, siempre sera mucho mas economico que 4 emvases de 16 onzas.
  16. Compre carne cuando esté en oferta y almacénela en el congelador. La carne puede durar bastante tiempo en el congelador sin perder calidad o dannarse, por lo cual el comprarla cuando esté a unos precios super económicos y guardarla es excelente idea.
  17. Usa un carrito de compras pequeño. Un estudio de analisis de compra en supermercados revelo que los clientes que usan un carrito de compra grande, tienen a gastar un 40% ams que los que usan un carrito de compras pequeños.
  18. Visite tiendas de productos baratos. Preste atención a los productos de los negocios de un dólar (dollar stores). En ellos se puede encontrar algunos alimentos buenos y baratos.
  19. No compre los productos para el aseo personal o para la limpieza en las tiendas de alimentos. Visite a un local de esas cadenas que venden con descuentos (discount stores). El jabón para el baño, el champú, la pasta de dientes, la crema de afeitar y otros artículos parecidos pueden costar entre un 20 por ciento y un 50 por ciento menos.
  20. Hágase socio de una cooperativa de alimentos (food co-op), que son una buena forma de conocer gente nueva y también ahorrar en la compra de sus alimentos.

Ahorre tiempo y mucho dinero: vaya solo a hacer sus compras de alimentos

Uno de los consejos quizás más valiosos del CCCS es el que dice que, a la hora de ir al supermercado, lo mejor es dejar a los hijos en casa. Si no quedase otra alternativa que llevarlos con uno, entonces hay que asegurarse de que vayan con el estómago lleno y también con algunos de sus juguetes favoritos, para mantenerlos ocupados.

¿Cuántas veces se incluye en el carro de compra artículos cuya compra no estaba prevista sólo para evitar el decirles que no a los hijos? ¿O simplemente se hace la compra por por el impulso de ahorrarse el tiempo que llevaría explicarles por qué no se debe comprar la golosina o jugete que desean en el momento?